BBVA realiza préstamo basado en la Blockchain de Ethereum

El préstamo es para el operador nacional de la red eléctrica española

El gigante bancario español BBVA ha completado un proyecto piloto que puso en marcha un préstamo sindicado en la Blockchain de Ethereum. Un préstamo sindicado es aquel en el que un grupo de bancos prestan juntos a un solo prestatario, porque el préstamo es demasiado grande para que una parte lo preste.

Al sindicar la cantidad, el prestatario puede llevarse a casa una cantidad de dinero mayor y los prestamistas reparten el riesgo de que el prestatario incurra en impago entre ellos. En este caso, el préstamo fue compartido entre BBVA, MUFG de Japón (el cuarto banco más grande del mundo) y BNP Paribas de Francia. Para ello hicieron uso de una red blockchain privada desarrollada por BBVA, basada en la tecnología de Hyperledger, y utilizaron la red de pruebas de Ethereum para la divulgación pública del contrato inteligente. La información se compartió entre nodos participantes en la plataforma privada desarrollada por BBVA, lo que permitió que todos pudieran seguir el proceso de negociación en cada una de sus etapas. Una vez concretado el contrato, se registró un identificador único del documento en la red de pruebas de Ethereum, para garantizar la inmutabilidad y la confidencialidad de este. Esta operación constituye un avance importante dentro de los nuevos pilotos que se están desarrollando en el mercado para explorar la tecnología DLT. A pesar de que otras empresas están trabajando en plataformas para desarrollar funcionalidades similares, esta es la primera ocasión en que se completa una transacción real de este tipo.

El BBVA tiene previsto llevar a cabo más proyectos piloto de cadenas de bloques para préstamos sindicados en el futuro. De hecho, el banco también ha explorado la tecnología de las cadenas de bloques en el pasado. Para el BBVA, el uso de blockchain forma parte de su apuesta por la innovación para ofrecer la mejor experiencia de usuario, automatizar procesos y minimizar los riesgos operativos gracias a los principios subyacentes de la cadena de bloques.